Devocional Infantil

Enrique Monterroza

Jovenes

Matrimonios

Noviazgo Cristiano

Inicio » Reyna Garcia

La Iniquidad – Reyna Garcia

Publicado por el dia Sábado, 8 agosto 2009Imprima este Devocional 14 Comentarios

La Iniquidad

por Reyna Garcia

estudio-iniquidad“Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de Iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño”.
Salmo 32:2

Aunque en muchas ocasiones había leído la palabra Iniquidad en la Biblia, nunca me había preocupado por conocer con mayor detalle el significado de esta palabra. Fue cuando medité el Salmo 32, que el Espíritu Santo me inquietó por primera vez con esta palabra “Iniquidad”. En ese momento no sabía que quería decir el salmista y me pregunté, ¿me culpará Jehová por iniquidad?.

¿Y cómo saberlo, si ni siquiera sabía qué era iniquidad?. Me preocupe más cuando en otra ocasión leí Ezequiel 28:15-16 que declara: “Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.

A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecastes; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.”

El versículo anterior se refiere a la caída del arcángel Luzbel (al que hoy llamamos diablo o satanás). Este arcángel creado por Dios, lleno de belleza y perfección, le dio cabida a un mal pensamiento que lo apartó totalmente de la voluntad de Dios.

En efecto, la palabra Iniquidad, etimológicamente quiere decir: “lo torcido”, de hecho podemos decir que es lo que se tuerce del camino recto y perfecto de Dios. Y fue el arcángel Luzbel que antes estuvo lleno de belleza y perfección quien con su pensamiento torcido dio origen a la maldad.

Bajo este contexto podemos decir que la iniquidad de Luzbel es la raíz del pecado, es la mala semilla que se ha transmitido como estafeta de generación en generación, sin embargo, también es el resultado de los pecados no confesados y la conducta repetitiva de pecado que se arraigan en nosotros y que se hereda a las futuras generaciones.

En otras palabras, la iniquidad es la semilla que el maligno sembró en nosotros más el resultado de los pecados no confesados, los propios y los de nuestros padres (pecados generacionales).

La iniquidad está ligada al mundo espiritual de las tinieblas, pero actúa directamente en el mundo natural, ya que es la puerta abierta a las maldiciones que se transfieren de padres a hijos, a nietos. Es a través de la iniquidad que el maligno nos usa con deseos perversos y pecaminosos. A esto se le llama concupiscencia.

Santiago 1: 13-15

“Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado, siendo consumado, da la luz la muerte”.

La fuerza de la iniquidad en nosotros nos seduce a la maldad, la cual si no es desarraigada será el semillero de pecado y maldiciones en nuestra vida que a su vez heredaremos a nuestras generaciones futuras.

Como padres (o madres), debemos de preocuparnos por la herencia espiritual que les damos a nuestros hijos; pero también debemos estar en alerta para cuidar su caminar, impidiendo que con su comportamiento llegue más iniquidad a sus vidas la cual heredará a sus hijos.

La profeta Ana Méndez Ferrell, ejemplifica la Iniquidad como el cordón umbilical (espiritual), a donde se van grabando todos los pecados del hombre y lo que será su herencia a la siguiente generación. Estos a su vez, lo torcerán aún más con sus propios pecados, y lo entregarán como una estafeta de maldición a la subsiguiente generación.

En la Biblia encontramos un ejemplo muy claro de esta mala herencia, con el pecado de los hijos de Elí y a su vez el de él como padre (Elí) que fue incapaz de corregirlos con autoridad firme.

1 Samuel 3:11-14

“Y Jehová dijo a Samuel: He aquí haré yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos oídos.

Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin.

Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado.

Por tanto, yo he jurado a la casa de Elí que la iniquidad de la casa de Elí no será expiada jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas”.

La casa de Elí desde su generación ancestral había sido designada por Jehová como sacerdotes, sin embargo a causa de la iniquidad, vino la muerte de Elí y sus hijos, así como la destitución a la generación futura. (leer 1 de Samuel 2:12-36)

La iniquidad de la casa de Elí fue tan grande ante los ojos de Jehová que afectó toda su generación, ya que entre ellos ya no habría más sacerdotes. Asimismo su iniquidad afectó a toda la nación de Israel, pues a causa de que ellos eran sacerdotes impuros, la presencia de Dios se había alejado de su pueblo, impidiéndoles la victoria en sus batallas.

1 Samuel 4:10-11

“Pelearon, pues, los filisteos, e Israel fue vencido, y huyeron cada cual a sus tiendas; y fue hecha muy grande mortandad, pues cayeron de Israel treinta mil hombres de a pie.

Y el arca de Dios fue tomada, y muertos los dos hijos de Elí, Ofni y Finees.”

Es entonces, la iniquidad un problema que no debemos tomar a la ligera, pues es la raíz de maldad que heredamos y que tuerce la voluntad de Dios en nuestras vidas, asimismo es el constante obstáculo para recibir a plenitud de las bendiciones de Dios.

Como dice el Salmo 32: 3-4

Mientras callé, se envejecieron mis huesos
En mi gemir todo el día.

Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano;
Se volvió mi verdor en sequedades de verano.

Por mucho tiempo me pregunté, porqué si la voluntad de Dios es buena y perfecta para con sus hijos, la gran mayoría de los cristianos vivimos como dice el salmista en sequedades de verano? Es contradictorio ver cristianos fieles, piadosos y comprometidos en la obra de Dios, que no tienen una vida abundante en bendiciones!!!.

La repuesta a mi pregunta me la dio el Espíritu Santo cuando me llevó a meditar el Salmo 32

Síiii, la voluntad de Dios para nuestras vidas es buena y perfecta, sin embargo mientras la iniquidad no sea desarraigada en nosotros, seguiremos siendo cristianos salvos, pero atados al fracaso, sufriendo dolores intensos con enfermedades crónicas, con desiertos interminables, con deudas que nos ahogan, otros con maldiciones como matrimonios que terminan en divorcios, con hijos desobedientes que abandonan la casa paterna a temprana edad y se alejan del buen camino, en fin cuantas maldiciones vivimos el pueblo de Dios, sin darnos cuenta que es producto de la iniquidad no confesada!!!.

Es verdad que la obra redentora de Jesucristo actuando en nuestra vida nos justifica y nos hace dignos de recibir todas las bendiciones de Dios, sin embargo en nosotros existe el conflicto de las dos simientes: la mala semilla sembrada por el maligno heredada de nuestros padres, que sujeta la carne; y la divina que heredamos de Jesús en el momento que lo recibimos como nuestro Salvador, que nos lleva a vivir por el Espíritu.

Estas dos simientes están en continuo conflicto hasta que una de las dos muera. Será la simiente que más alimentemos la que prevalecerá en nosotros.

Escrito está

Romanos 8:13

Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

¿Has pensado que simiente estás alimentando más?

————————————————————————————–
Escrito para www.DevocionalDiario.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share

Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook:



Recursos Cristianos GRATIS

14 Comentarios »

  • Kenny Quijada dijo:

    Excelente articulo sin duda alguna hermana Reyna. Un tema bastante extenso como este deberia seguirse tratando en otros articulos.

  • angel navas dijo:

    Hola querido hermano, iniquidad es la ofensa directa a Dios, o sea el pecado vertical, leer Isaias 59, versículo 1 y 2, Salmo 89 versículo 32 y Jeremías 2 versículo 13, en el Antiguo Testamento quien ofendía a Dios recibía castigo, porque están bajo la Ley, con la venida de Nuestro Señor Jesucristo, estamos en Gracia y no recibimos castigo,leer 1 de Juan 1, versículo 9, ya no hay maldición, hay consecuencia del pecado, porque lo que siembre recogerás, cuando hay una situación enfermedad, deudas, hijos desobedientes, falta de empleo, son pruebas, aflicciones leer Juan 16 versículo 33, pero contamos con un padre amoroso que esta presto ayudarnos, siempre y cuando nos humillemos, es importante saber que tenemos que llevar Las Buenas Nuevas (La Gran Comisión),para recibir limpieza y por ende la bendición, lo único que tenemos es buscar El Reino de Dios y su justicia, que lo demás viene por añadidura Mate 6=33, bendiciones.

  • deybis dijo:

    bueno me parece muy extenso este tema sobre iniquidad bueno cuando recimos al señor en nuestro corazon venimos a ser nuevas criaturas en cristo JESUS pero es verdad que aun siendo hijos de DIOS asemos lo malo y no sabemos por que bueno por que aun tenemos pecados en nosotros y las iniquidades que es la raiz de la iniquidad y los pecados son los frutos …pidamos al señor que nos ayude para romper toda iniquidad…… GLORIA A DIOS GLORIA AL HIJO Y GLORIA AL ESPIRITU SANTO…

  • armando martinez dijo:

    estoy estudiando todo esto de la iniquidad y la verdad me parese exelente el material felicitaciones y bendiciones.

  • Chris dijo:

    Tengo una duda acerca de este tema. Y radica en el siguiente versiculo:

    Deuteronomio 24:16 (Reina-Valera 1960)
    16 Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su pecado.

    Como es que heredamos los pecados de nuestros ancestros si la Biblia dice que no moriremos por ellos?

    Como es que nos afectan si Dios no nos hace responsables de ellos?

    Gracias por la respuesta.

    DLB

  • sonia dijo:

    hola chris… excelente tu pregunta.
    hay otros versiculos en ezequiel y jeremias que muy bien respaldarian tu comentario.
    La iniquidad no es igual que el pecado, recuerda que en exodo 38 se hace mencion de que Jehova perdona nuestras rebeliones, iniquidades y pecados, haciendo una enfatica diferencia en cada palabra porque no son lo mismo, ahora bien. Personalmente pienso que la iniquidad es aquello que nos insta muy en lo profundo de nuestro ser y muy a nivel personal porque esta en lo intimo del ser humano a la maldad, a hacer lo malo, tu decides si lo haces o no. y es alli donde tu puedes dar a luz el pecado o simplemente rechazarlo. Es decir, es la semilla que heredamos de maldad que puede dar como fruto el pecado pero que esta en el libre albedrio de cada persona. Por ello no se puede llevar encima el pecado de otras personas sobre nuestras vidas porque esto es algo muy interno del hombre mismo y del cual el hombre puede decidir en cortarlo rechazandolo o dando como fruto pecado. Por eso la biblia dice: el alma que pecare morira. Lo interesante de esto, es tener conciencia de que somos propensos a pecar si nos dejamos seducir por nuestras iniquidades o nuestras concupisencias…. pero que tenemos un abogado que es Jesucristo, el cual vencio el pecado y nos dice que su sangre nos limpia si venimos a El con un corazon contrito y humillado, Bendiciones….

  • myrna dijo:

    HOLA, HACE POCO HE VISTO UN VIDEO DONDE TRATABAN ESTE TEMA DE LA INIQUIDAD Y EL MEJOR EJEMPLO CREO QUE SERIA EL SIGUIENTE: LA RAIZ SERIA LA INIQUIDAD, EL TRONCO Y LAS RAMAS LAS MALDICIONES Y LOS FRUTOS EL PECADO. PERSONALMENTE CREO ES UN TEMA COMPLEJO, PERO QUE NO DEBEMOS DEJAR DE ESTUDIARLO

  • ANGIE dijo:

    BUENISIMO DIOS ME INQUIETO SOBRE EL ESTUDIO DE LA INIQUIDAD YA QUE ES UN TEMA IMPORTANTE YA QUE DIOS NOS DIO UN MINISTEIO DONDE EL ESPIRITU SANTO OBRA EN SANIDADES Y MILAGROS PERO HAY POCOS CASOS SIN RESOLVER Y SUELEN SER COMPLEJOS NOS LLEVAN A ORACION, PREGUNTANDOLE A DIOS POR ESTOS CASOS Y MI PRIMERA RESPUESTA ES LA INIQUIDAD, TRATANDO AL PUEBLO DE ESTO AYUDA MUCHO Y SEQUE DIOS VA A OBRAR.
    GRACIAS DIOS LES BENDIGA

  • Gilberto Monge dijo:

    muy buen tema, me encanto!!!

  • libertad altre dijo:

    A mi también me parece interesante la palabra “iniquidad”, por lo tanto estoy estudiándola con detalle en la Biblia, no en los escritos de nadie, pues se ha dicho repetidamente que es algo intrínsico en cada persona y que lo trae de herencia. Ciertamente en el A.T. se culpa al pueblo de iniquidad, porque el pueblo de Israel es conocedor de Su Palabra, y he podido entender que la iniquidad es un pecado que nace del corazón del hombre y que voluntariamente lo ejecuta aun cuando está consciente de que en tal acto o tal acción Dios está en desacuerdo. He entendido que mis iniquidades son exactamente lo que yo realizo en contra de la voluntad de Dios a sabiendas de que es pecado. Las Por ejemp. está Escrito “no darás tu dinero a usura” y sabiendo esto y a pesar de esto doy mi dinero a usura. Esto es una iniquidad. Pero no veo por qué culpen a la gente de algo que sus padres hicieron en otras generaciones, me refiero a nosotros los gentiles, cuando nuestros padres no conocían Su Palabra, lo hicieron en ignorancia y todos los pecados de ignorancia son perdonados. Además en la Cruz del Calvario la Palabra nos dice en el Cap. 2 de Tito se nos ordena como enseñar a los creyentes en Jesús, y en el vers. 11 nos dice Porque la gracia de Dios que trae Salvacion a todos los hombres se maniestó. Enseñandoos que renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo templada, justa y píamente. Esperando aquella esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo. Que se dio así mismo por nosotros para redimirnos de toda INIQUIDAD, y limpiar para así un pueblo propio, celoso de buenas obras.. Te comparto Salmo 119,1 “Bienaventurados los perfectos de camino; los que andan en la ley del Señor. Bienaventurados los que guardan sus testimonios y con todo el corazón le buscan pues no HACEN INIQUIDAD LOS QUE ANDAN EN SUS CAMINOS….
    Si la iniquidad es una herencia de dónde la heredó satanás? observa que el llenó su corazón de iniquidad, voluntariamente se quiso revelar contra Dios, en el cap. 28 de Ezq. aparece muchas veces la palabra iniquidad, observa y veras que voluntariamente el pecó contra Dios.
    No he terminado de estudiar la palabra ànomía, que se traduce como iniquidad. y que quiere decir injusticia,ilegalidad, violación a la ley, maldad, infringir la ley, trasgresión, etc. la referencia a iniquidad puedes encontrarla en la concordancia de James Strong y la palabra es la No. 458. y también en el diccionario ilustrado de la Biblia “La iniquidad siempre es producto de una determinación voluntaria tomada en contra de las normas divinas, por lo cual implica culpabilidad. Y también en el mismo salmo 32,5 dice: Mi pecado te daclare y no encubrí mi INIQUIDAD “confesaré dije, mis transgresiones al Señor y TU PERDONASTE… QUE EL sEÑOR NOS DE LUZ EN ESTE ASUNTO Y NO TRATEMOS DE CULPAR A LA GENTE DE LO QUE EL SEÑOR YA PAGO EN LA CRUZ.

  • daniel dijo:

    Por cuanto todos hemos pecado, obtenemos la salvacion mediante el sacrificio de Cristo en la Cruz del Calvario. Y por su sangre bendita el nos limpia y por el agua que derramo desde su Sagrado Corazon a la humanidad obtenemos la Gracia, obtenemos la redencion. Al hablar de confesion por la bendicion del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo y por el poder otorgado a la unica iglesia o mejor dicho a los apostoles y estos la han heredado a nuestra jerarquia de la cual todos somos parte. Al reconocer a Dios Padre, como la PRIMERA PERSONA DE LA SANTISIMA TRINIDAD, nos envio a su UNICO HIJO quien escogio 12 apostoles de los cuales hoy depende nuestra iglesia apostolica bajo el signo teologico de la unidad, un solo bautismo, una sola fe, una sola IGLESIA, la esposa de JESUCRISTO.

  • josue cabral dijo:

    este comentario es de gran importancia para mi, doy gracias a Dios por encontrármelo y estudiarlo varias veces, lo voy a conservar para compartirlo con un gran amigo que estoy seguro también le bendecirá.

    Dios le bendiga y la continué usando para bendición

    atte:. Josue Cabral

  • Liz Amador dijo:

    Es un tema muy interesante y estoy de acuerdo totalmente, que debemos humillarnos en la presencia de nuestro Dios y tomar responsabilidad de los pecados de nuestros antepasados, para que Dios en su misericordia nos perdone y limpie a travez de la sangre de Jesus todas los pecados y rebeliones. Debemos hablar vida a nuestro cuerpo y echar fuera toda iniquidad que es la raiz del pecado.

    Debe pararse alguien en la brecha y orar por nuestros familiares, ya que muchos no tienen la revelacion.

    Gracias.

  • Eduardo Sierra dijo:

    Hasta ahora no he encontrado en la Biblia que enseñe que el ser humano nace con la iniquidad, es decir con pecado aunque haya sido concebido en pecado como dice el salmista, esto no quiere decir que nazca CON PECADOS, pero si dice que tenemos una naturaleza INCLINADA al pecado, porque de otra manera preguntaría, un niño de ocho días de nacido y muere es pecador y por consiguiente va al infierno?, pues Jesús dice que de “ellos” es el reino de los cielos.
    Si un inconverso vive en iniquidad y entrega su vida a Jesús,automáticamente Dios le da un espíritu NUEVO, libre de iniquidad y de pecado y empieza Dios a hacer en ella COSAS TODAS NUEVAS y es TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO. Si así no fuera, cual sería la seguridad del cristiano si creyera que aún después de nacer de nuevo tuviera iniquidad, eso no es posible porque su nuevo espíritu trae la simiente de Dios y si llegare a pecar este pecado ya está perdonado en la cruz y solo es necesario confesarlo y no incurrir de nuevo pues por gracia de Dios es salvo. Eso del cordón umbilical de la iniquidad de que habla Ana Mendez, no tiene apoyo bíblico.

Puedes participar de este tema dejando tu comentario:

Agrega tu comentario o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes hacerlo subscribe to these comments via RSS.

Se amable y cuerdo con tu comentario. Trata de no desviarte del tema. Por favor no hagas Spam.

Puede utilizar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un avatar al azar. Si quieres tener tu propio avatar personalizado, lo puedes registrar desde Gravatar.